Al eliminarse toda la piel que hay por debajo del ombligo, pueden eliminarse cicatrices de cirugías previas como cesáreas verticales o apendicectomías.

Puede asociarse a liposucción de espalda para mejorar el contorno del torso y glúteo