mamoplastia de aumentoMamoplastia de Aumento

La mamoplastia de aumento (implantes mamarios) es un procedimiento quirúrgico destinado a aumentar el tamaño y mejorar la forma del busto mediante la colocación de implantes (prótesis) mamarios.

Existen implantes con diferentes composiciones, tamaños, formas y tipos de superficie. En relación con la composición están disponibles en el mercado implantes rellenos de solución salina (agua) e implantes rellenos de silicón cohesivo. Estos últimos son los que actualmente han demostrado la más alta seguridad, resistencia y durabilidad, así como los resultados más naturales.

En cuanto a la forma existen implantes redondos e implantes anatómicos (forma de gota), y ambos pueden tener una superficie lisa o texturizada (rugosa) con algunos de una superficie intermedia llamados microtexturizados. El cirujano plástico seleccionará el más adecuado para cada paciente dependiendo de varios factores: el tamaño y forma deseado, la estatura y complexión física, la edad, etc.

El procedimiento tiene una duración aproximada de 90 minutos y se lleva a cabo, por lo general, de forma ambulatoria. Se realiza bajo anestesia general.

La cirugía  de Mamoplastia de Aumento consiste en la implantación de prótesis, ya sea detrás del tejido mamario (retroglandulares), debajo de la fascia muscular (subfasciales) o debajo del  músculo anterior  del tórax, el pectoral mayor (submusculares). Las incisiones se realizan de forma que las cicatrices resulten lo menos visibles que sea posible, habitualmente alrededor de la parte inferior de la areola, por debajo de la mama (en el pliegue inframamario) o en la axila. El método de implantación y la posición de la prótesis dependerá de sus preferencias, su anatomía y la recomendación de su cirujano plástico.

El tiempo aproximado de recuperación de una Mamoplastia de Aumento, para regresar a actividades cotidianas es de entre 7 y 10 días. Dentro de las restricciones durante el período de recuperación se encuentran: no asolearse durante al menos un mes, no elevar los brazos por encima de los hombros durante dos semanas (para evitar el desplazamiento de los implantes), no cargar objetos pesados. Limitar el uso de automóvil. Se debe utilizar un brassiere especial durante algunas semanas para asegurar el mejor resultado. La paciente puede realizar ejercicio ligero aproximadamente a las 2-4 semanas, y ejercicio intenso entre 6 y 8 semanas después de la cirugía.

No existe relación alguna entre la colocación  de implantes y el cáncer de mama, sin embargo, la presencia de implantes no modifica las recomendaciones para que las mujeres se realicen la autoexploración mensual, ni el llevar a cabo mamografías en los intervalos de edad apropiados de acuerdo con los antecedentes personales. Asimismo, el procedimiento no impide la lactancia en caso de que la paciente desee embarazarse en el futuro.

Un cirujano plástico certificado es el único especialista que cuenta con los conocimientos, entrenamiento quirúrgico y experiencia necesarios para realizar este tipo de procedimientos bajo condiciones de máxima seguridad para el paciente.

mamoplastia de aumento
Mamoplastia de aumento
Mamoplastia de Aumento