Reducción de Mejillas

[av_one_full first min_height=” vertical_alignment=” space=” custom_margin=” margin=’0px’ padding=’0px’ border=” border_color=” radius=’0px’ background_color=” src=” background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=” mobile_display=”]

[av_textblock size=” font_color=” color=”]
Las bolsas de Bichat son depósitos de tejido graso que se encuentran dentro de las mejillas, por debajo del nivel de los pómulos, entre los músculos de la masticación  Su extracción mediante cirugía, reducción de mejillas, en pacientes apropiados, resulta en una mejor definición del contorno facial. Se emplea en personas con cara redonda, y el efecto logrado es similar al que se busca con maquillaje  cuando se aplican  “sombra” bajo los pómulos, haciendo que esa región se vea más deprimida y adelgazada.

Existe un grupo de personas que se muerden con frecuencia la mejilla por dentro al momento de masticar, y generalmente es porque las Bolsas de Bichat son excesivamente grandes. Aunque la indicación de la cirugía no es por motivos estéticos, el retiro de estas bolsas, mediante el procedimiento de reducción de mejillas,  les soluciona en forma inmediata y sencilla este problema.

La resección  de las bolsas de Bichat se realiza mediante dos pequeñas incisiones realizadas en las mejillas por dentro de la boca, por lo que no quedan cicatrices visibles. El procedimiento se lleva a cabo bajo anestesia local únicamente, o asociada a otros procedimientos bajo anestesia general o sedación. Es ambulatoria y con molestias postoperatorias similares a las que se presentan tras la extracción de las muelas por el dentista.

Aunque no todos los cirujanos lo hacen de esa forma, nosotros preferimos dejar las incisiones mencionadas abiertas para un mejor drenaje en las primeras horas del postoperatorio, y por lo mismo indicamos dieta licuada o en papilla, sin irritantes los primeros dìas. El cierre espontáneo es rápido y sin eventualidades. La paciente puede volver a sus actividades cotidianas al día siguiente del procedimiento y el resultado final se observa después de alrededor de cuatro a seis semanas.

Un cirujano plástico certificado es el único especialista que cuenta con los conocimientos, entrenamiento quirúrgico y experiencia necesarios para realizar el procedimiento de reducción de mejillas bajo condiciones de máxima seguridad para el paciente.
[/av_textblock]

[/av_one_full]